Entrevistamos a Rodrigo de la Fuente. Production Manager

 

Nací en Buenos Aires, Argentina. Hace 15 años trabajo en producción de espectáculos masivos, mayoritariamente internacionales. Desde mi primera experiencia en esto, me enamoré de la profesión. 

Me ha dado y enseñado mucho en varios aspectos de mi vida. He trabajado en Lolapalooza, Creamfields, Ultra Music Festival, Sting, Madonna, Rod Stewart y otros tantos más que han sido siempre de alguna manera u otra fuentes de satisfacción. 

Me ha llevado a sitios que no imaginé y conocer personas que me han inspirado a seguir creciendo. Me siento cómodo en la producción técnica que es lo que más me gusta, luces, sonido, estructuras… Ese es mi mundillo.

El año pasado será recordado como uno de los peores en la historia reciente debido a la pandemia que todavía seguimos atravesando. La cultura, además, ha sido devastada por el virus. ¿Cómo has vivido esta situación? ¿De qué manera has tenido que reinventarte?

Económicamente hablando, el año 2020 fue un desastre para la industria musical y para la cultura en general. A pesar de todo lo sucedido, creo que podemos mostrarnos positivos ante el hecho de que se ha vuelvo a tener en cuenta la importancia de la cultura, de la de la música y de las diferentes expresiones artísticas. Antes lo tomábamos como algo meramente de ocio o un simple divertimento y ahora nos hemos dado cuenta de que es mucho más que eso. Para algunos, los que nos dedicamos a esto, es una forma de vida y lo ocurrido nos ha obligado a frenar un poco el motor y repensar ciertas cosas. Personalmente, fue un golpe duro, pasar de un año que iba a estar cargado de shows y giras y hacer planificaciones con meses de antelación a simplemente pensar en qué ocurrirá mañana. Lo más fuerte de todo es que era un sensación y una realidad que se replicaba a lo largo y ancho de todo el planeta y esa incertidumbre era un eco constante. Honestamente esta situación me llevó por varios senderos: sorpresa, incertidumbre, miedo, tristeza, enojo, impotencia…  Pero luego se fue de alguna manera transformando en tranquilidad, paciencia, observación y finalmente acción. El famoso concepto de «reinventarse» me genera sentimientos muy encontrados. Creo que uno no se reinventa, se adapta y sigue hasta volver a su camino. Es fácil hablar de «reinventarse» cuando uno por ejemplo trabaja de algo que no le genera pasión, que simplemente le sirve como sustento o cuando puedes seguir haciendo las cosas desde la comodidad de tu hogar, pero de repente desarmar 15, 20, 25 o más años de carrera por una situación así y sin un norte… Me parece que el «bueno, habrá que reinventarse» dicho a la ligera, es un poco fuerte. En mi caso, en paralelo hacía ciertas cosas de comercio exterior y algo que hacía para mí, por el mero hecho de extrañar mi tierra, terminó siendo una veta de emprendimiento que me ha mantenido ocupado. Me puse a hacer Dulces de Leche Gourmet, mis propios blends.

Eres production manager de macro eventos. ¿Qué es lo más complejo a la hora de abordar proyectos de tal envergadura? En cambio, ¿qué es lo más sencillo de gestionar?

Todo evento, sea macro, mediano, o micro es complejo, no por su dimensión, sino por su nivel de detalle. Creo que lo importante está en los detalles, en llevar un orden. El flujo de información es, al menos para mí, clave. Todo evento tiene un 10% de imponderables, ahora bien si todos tenemos la información correcta y completa podemos reducir ese porcentaje o, en todo caso, tener las herramientas necesarias para accionar de manera resolutiva pero con calma y paciencia. El desorden es muy amigo del nerviosismo y fastidio.

Lo más sencillo, generar un buen ambiente de trabajo. Es muy fácil decir «buenos días, hola, gracias, perdón, permiso, me equivoqué, no lo sé, te ayudo, buenas noches…» Y tantas otras más que no te van a convertir en un santo, ni le vas a cambiar la vida a nadie, pero al menos vas a ayudar a llevar adelante un día largo y agotador para todos de la mejor manera posible. No es sencillo gestionar personas, pero si logras que esas personas confíen y se apoyen en ti y tú en ellos, eso se llama equipo y por lo menos en mi caso, soy muy consciente que si «mi equipo» no está bien, yo tampoco lo estaré. Es muy importante cuidarlos, para así también cuidar el show y a mi mismo.

"El famoso concepto de reinventarse me genera sentimientos muy encontrados. Creo que uno no se reinventa, se adapta y sigue hasta volver a su camino."

Tienes más de 15 años de experiencia dentro de la industria pero, ¿cuál ha sido tu mayor reto como production manager? ¿En qué evento sueñas participar?

Justamente la experiencia es uno de los mayores retos. A lo largo de los años, uno se da cuenta de que el mayor aprendizaje está en las experiencias vividas, en los shows hechos, en las personas que uno ha conocido y en las diversas situaciones que has tenido que afrontar. Eso, en algunos casos puede llevar a la soberbia, a sentirse «grande», a sentirse «importante» por así decirlo, o en algunos otros casos a pensar que si a mi me costó mucho esfuerzo aprender y asimilar ciertas cosas por qué se lo voy a pasar a otro tan fácilmente… Mi mayor reto fue y es seguir siendo el mismo, pero un poquito más «sabio». Hay que recordar que no nací sabiendo, que también me equivoqué, que pregunté, que tuve grandes maestros y guías, el jamás olvidar que, si bien trabajé para ello y para estar al la altura, las oportunidades me las dieron y que alguien confió en mí. Creo que uno debe mantener su humildad humana, porque si es verdad que uno puede saber bastante, pero siempre hay uno que sabe más y uno que sabe menos, y lo lindo es pasar eso que uno sabe «más» a ese que sabe menos para siempre mejorar, porque no sabemos que es lo que esa otra persona nos puede enseñar. La verdad que he tenido mucha suerte en los eventos que he podido participar, pero hoy por hoy, sueño en que el evento personal que estoy co-creando ahora en España se vuelva algo de dimensiones realmente grandes, es mi sueño y objetivo personal.

Actualmente estás trabajando en el proyecto Ciclo28 “un festival de ellas, para todos”. Cuéntanos qué es, dónde podemos encontrarlo y por qué ha nacido esta iniciativa.

Ciclo 28 Fest es un festival de artistas mayoritariamente mujeres, siempre el rol principal son ellas, para todo público. Nació entre charlas de mates y tostadas con Ana Nicoletta que es cantante profesional, actriz y co-creadora del Ciclo28. Conversaciones donde nace hacer algo nuestro para pasar a la acción en el 2020, activar nuestras almas pero con significado. Así es como se nos ocurrió sumar nuestro granito de arena a esto que llamamos igualdad. Sabemos que en la industria musical como en otras, el ingreso y reconocimiento suele ser mas difícil para la mujer. Es por ello que pensamos que una diferencia sería ofrecer al público la oportunidad de ver artistas mujeres, que hay muchas, que tienen mucho para ofrecer «concentrado» en un solo lugar y de alguna manera ayudar a que logren su objetivo. Es importante aclarar que no buscamos dar ninguna bajada de linea política, feminista, ni de ideología simplemente buscamos generar un espacio que es dedicado a ellas pero inclusivo. Es un show que tiene una edición todos los meses, con 3 artistas o bandas distintas cada fecha. La primera edición fue el 19 de Diciembre (presencial) y ha sido todo un éxito. Estamos actualmente trabajando en la segunda y tercera edición. Por el momento no estamos fijos en ninguna sala, aunque no descartamos la idea de hacer alianza con una y tener varias fechas en un mismo espacio. Nos pueden encontrar en las redes sociales como @elciclo28 tanto en Instagram como en Twitter y como Ciclo28 en Facebook.

"Hay que recordar que no nací sabiendo, que también me equivoqué, que pregunté, que tuve grandes maestros y guías, el jamás olvidar que, si bien trabajé para ello y para estar al la altura, las oportunidades me las dieron y que alguien confió en mí."

Llevamos meses luchando para que entiendan que la cultura es segura. ¿Qué medidas protocolarias estáis llevando a cabo con el festival? ¿Crees que el público tiene miedo de ir a eventos o por el contrario se sienten seguros con el entorno?

Las medidas aplicadas son las de público conocimiento. Lo primero, es respetar el aforo permitido, mantener la distancia social, respetar las cantidades máximas de personas por grupo, uso de mascarillas en todo momento, uso del alcohol en gel a  la entrada y disposición del mismo en todo momento, permanecer sentados salvo necesidad de ir al baño (evitar concentración de gente en los aseos), entre otras. También se desinfecta la suela de los zapatos al llegar, recambio de aire cada cierto tiempo y se toman los datos de los asistentes al evento por si surge algún caso informar a las autoridades pertinentes. Creo que el público no tiene miedo de acudir a eventos, pero sí tiene respeto. El miedo no es positivo, a mi entender, el respeto por las normas y el cuidado para todos y para uno sí es elemental e importante no solo por temas de salud sino para la reactivación de la industria y de la confianza en la misma. Hemos sido uno de los sectores más afectados, sería poco inteligente dispararnos a nosotros mismos en un pié no cumpliendo ni hacerlas cumplir y eso el público lo sabe y lo nota. Ya se han hecho estudios científicos tanto en Alemania como en España donde se demuestra la seguridad de los eventos con las normativas y eso es un gran avance para todos.

DESCUBRE MÁS SOBRE RODRIGO

¡Cookies! ¿Y por qué no galletas? Desde Event Club te avisamos que contamos con una política de cookies para ofrecerte los mejores servicios y productos adaptados a tus necesidades. No te preocupes, ¡con que lo aceptes una vez nos vale!   
Privacidad
¡Hola!
¡Hola! 👋

¿En qué podemos ayudarte? :)