LA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL Y CÓMO EL PROTOCOLO NOS AYUDA EN ELLA

Un artículo de Beatriz Campo de la Fuente,

Protocolo… ¿y eso de qué sirve? ¿De verdad estudiaste eso? Guau, debes comportarte genial en la mesa. ¿Sabes decirme si no debo ponerme un vestido blanco para una boda? STOP. STOP. STOP. Ya paro, que me duelen hasta los dedos de escribir esto. Seguro que muchos alumnos que estéis estudiando, o que hayáis estudiado Protocolo, me estáis entendiendo a la perfección cuando leéis esto. De hecho a muchos os lo habrán preguntado hasta en las entrevistas de trabajo: ¿Realmente eso que has estudiado tiene validez? ¿Sirve para algo? Ruego que el bullying hacia el Protocolo cese ya.

Vamos a hablar en este artículo sobre la importancia que tiene la comunicación empresarial puertas hacia afuera y cómo el Protocolo sirve para fomentar esta comunicación y perfeccionarla: hacerla útil, bella, sencilla, exacta y muy precisa.

Permitidme que os muestre esta definición de Internet: «Se entiende como comunicación empresarial al conjunto de procesos que lleva a cabo una empresa o parte de ella con el fin de hacer viajar la información, tanto a nivel interno entre diferentes los departamentos o puestos de la empresa como si hablamos de la comunicación de la empresa con el exterior.» Llegados a este punto muchos diréis: fácil. Creamos redes sociales, una página web o algo semejante y empezamos a vender nuestra empresa/producto, tanto internamente como externamente. Maravilloso, sí, pero no todo es eso. Puede servirnos, sí, pero nos quedaremos cortos.

Y aquí es donde el Protocolo y la Organización de Eventos juega un papel clave.

¿Por qué las empresas necesitan de nuestro papel como profesionales del Protocolo?

1. Traslado de mensajes a través de nuestros actos o eventos: no todo son normas, amigos. Y si colocamos al CEO de nuestra empresa al lado del CEO de otra empresa y entre medias colocamos al presidente de la CCAA, es porque queremos que eso sea exactamente así. Si separamos a un político de otro en una cena de estado, creedme que queremos que sea así. Todo, absolutamente todo está planificado al milímetro.

2. Traslado de mensajes a través de nuestras palabras: la métrica, la forma de hablar, la cantidad de palabras que decimos, los tiempos, los silencios… Trabajamos junto a los asesores de políticos, de imagen, consultores, logógrafos para decir exactamente lo que queremos decir, ayudando a nuestro político o CEO de la empresa a expresar exactamente lo que él/ella quiera.

3. Traslado de mensajes a través de la etiqueta: queridos lectores… Kate Middleton sabe muy bien porqué lleva un color u otro a una cena de estado o a una visita oficial. Sabe perfectamente que no está rompiendo el Protocolo cuando viste de verde o de amarillo y no de rojo o azul. Su equipo de Protocolo e imagen está absolutamente coordinado, planificado y ha sabido investigar al dedillo lo que va a ponerse, desde la marca que utiliza hasta el material del que está hecho la ropa. Ojo. Y también un CEO sabe que vestirse de una forma o llevar algún accesorio concreto nos está comunicando.

4. El evento como «venta» de empresa: sí, es una herramienta de Marketing más. Y muy poderosa. Y, atención: cualquier empresa necesita de eventos para comunicar. Desde una empresa de venta de refrescos hasta una tienda de barrio que vende ropa al por menor, todos.

Esto es solamente una pequeña pizca de todo lo que implica el Protocolo y los profesionales, porque somos eso: profesionales. Basta ya de minimizar a nuestro colectivo, de desprestigiar la validez profesional que tenemos y apostemos por un mundo que cuide nuestra profesión y la valore.

«En este artículo defendemos profesionalmente el protocolo como una línea de comunicación de primer orden encaminado a acrecentar el valor de la empresa o del Estado con sus interlocutores. Es una herramienta que proporciona al Estado y a la empresa alto valor añadido, y suma una componente humana a la imagen e identidad corporativa.» Sierra, J. (2008). Protocolo: herramienta comunicativa persuasiva y simbólica. Presentation, Universidad San Jorge.

Así que, queridos lectores, amemos nuestra profesión. Para los que no conozcáis el mundo del evento y el Protocolo, no dudéis en preguntar… ¡Porque os habréis topado ante una profesión maravillosa! Por mi parte nada más, solo quiero acabar diciendo que: «Hay en el mundo un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree.» – Paulo Coelho

¿Te ha gustado este artículo?
Vota para que sea publicado en Revista Protocolo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 140 Promedio: 4.9)
¡Cookies! ¿Y por qué no galletas? Desde Event Club te avisamos que contamos con una política de cookies para ofrecerte los mejores servicios y productos adaptados a tus necesidades. No te preocupes, ¡con que lo aceptes una vez nos vale!   
Privacidad
¡Hola!
¡Hola! 👋

¿En qué podemos ayudarte? :)