Protocolo: una buena mesa. Elementos y decoración

Un artículo de Estibaliz Cazorla

Cuando nos apetece compartir con alguien una buena mesa, suelen aparecernos muchas dudas de qué poner y cómo colocar los elementos.

Ya sea un momento para dos o un encuentro con familiares y amigos, una buena mesa es siempre sinónimo de un rato agradable. En este artículo te explicaré qué necesitas para que tu mesa sea un elemento de armonía en ese almuerzo o cena que con tanto mimo quieres preparar. Para que tú y tus invitados se sientan cómodos y todo esté en armonía necesitas un poco de buen gusto y sencillez. Pero también puedes añadir:

Mantel

Protagonista fundamental para lograr ese toque de distinción que buscas. Si se trata de una ocasión formal, apuesta por el color blanco o los tonos crudos. Si se trata de una celebración menos formal o es en un jardín, atrévete con colores más vivos y alegres. Móntalo sobre la mesa, y pásale una plancha para quitarle todas las arrugas. Cuando se enfríe, colócalo de la manera más correcta según la mesa y evita tocarlo demasiado para que no se arrugue.

Servilletas

serán de la misma tela y color del mantel. No caigas en formas imposibles con muchos dobleces al colocarla, ¿a quién le gusta una servilleta manoseada? Dóblala de forma sencilla y déjala sobre el plato llano

Bajoplato

va a juego con el resto de la vajilla y tendrá la función de proteger al mantel, así de marcar el puesto a cada comensal y servir de soporte al plato, no dejando desprovista a la mesa. Encima del bajoplato se pondrá el plato llano, y encima de éste, el hondo. El bajoplato será retirado antes de servir los postres y nunca estará cuando sea el momento del café.

Vajilla

lo ideal es que esté a juego con el mantel y el resto de componentes de la mesa para que haya armonía. Es el elemento imprescindible para el servicio de los alimentos, lógicamente. Una buena vajilla consta de: platos hondos, platos llanos, platos de postre, de merienda y aperitivo. Un juego de fuentes y bandejas, la ensaladera, salseras, platitos de pan y un juego de café y té. Los platos no se colocarán todos a la vez en la mesa, se irán colocando según se vayan retirando el anterior ya usado.

Plato para el pan

Se coloca a la izquierda y se sirve lo primero, una vez estén sentados todos. Esperaremos a retirarlo cuando hayamos terminado de comer el plato principal.

Cubiertos

Se ponen en función del orden de los alimentos que se vayan a tomar. Es decir, se colocarán del más cercano al plato hacia afuera. A la derecha el cuchillo de carne o pala de pescado y la cuchara y a la izquierda el tenedor de carne o de pescado. Los cubiertos de postre se colocan en la parte superior, entre el plato y las copas.

Cristalería

Por último, hablaremos de las copas, que tendrán diferente tamaño para que se adapten al líquido que va a contener. Se colocarán de izquierda a derecha en este orden: la de agua, la de vino tinto y/o la de vino blanco. No se llenarán hasta que estemos todos sentados y la primera, siempre la de agua. Si ofrecemos un licor en los postres, se colocará en ese momento una copa más baja para el mismo.

En cuanto al llamado petit menaje de la mesa, se refiere a los recipientes necesarios que tengamos que colocar para los condimentos y salsas que se necesiten para darle el punto personal de sabor a la comida.

Coloca solo los que sean necesarios.

Hablemos ahora de la decoración de la mesa. Con esto me refiero a ornamentos que podemos colocar en el centro y que darán a la velada el toque que buscamos. Lo más común es colocar flores, velas o imitaciones de bodegones. Dan frescura al entorno y transmiten el ambiente acogedor que buscamos en nuestra celebración o en nuestro encuentro distendido.

Pero hay algunos puntos que debemos recordar:

Flores

Por favor, que siempre sean naturales y pon especial cuidado en que no desprendan olor intenso que combine de manera desagradable con el olor propio de la comida. Es todo un detalle que las flores se elijan teniendo en cuenta el lugar en el que celebramos la comida o cena (exterior o interior) y también la época del año. Lo mejor es no caer en extravagancias y exageraciones en cantidad y tamaño, ya que la sencillez es elegante, busca centros de flores discretos.

Velas

Utilízalas solo para cenas. Al igual que te he recomendado con las flores, busca que no desprendan olor ni perfume. Con respecto a los colores de las velas, lo mejor es que optes por tonos suaves y, por favor, naturales también, como las flores. Nada de velas eléctricas. Cuando tus invitados lleguen a la mesa para sentarse, las velas deberían estar recién encendidas.

Otros adornos: utiliza candelabros o porta velas para colocarlas y evitar que queden manchas en el mantel. Recuerda ponerlos a una altura idónea para que no interfiera en la comunicación entre tus invitados. Como idea diferente y algo original, te recomiendo que coloques alguna imitación de bodegones con conjunto de varios tipos. Por ejemplo, cerámica, cristal, frutas o frutos secos. Son sencillos de combinar con los colores del mantel y dan un toque diferente y divertido.

¡Cookies! ¿Y por qué no galletas? Desde Event Club te avisamos que contamos con una política de cookies para ofrecerte los mejores servicios y productos adaptados a tus necesidades. No te preocupes, ¡con que lo aceptes una vez nos vale!   
Privacidad
¡Hola!
¡Hola! 👋

¿En qué podemos ayudarte? :)